Científicos lograron hacer que un pedazo de plástico “camine”

El avance tendría aplicación dentro de la llamada “robótica suave”

Investigadores finlandeses han 'enseñado' por primera vez a una pieza de plástico a moverse por su cuenta, sin necesidad de usar una computadora. El innovador método fue publicado en la revista Matter.

Para demostrarlo, científicos de las universidades de Aalto y Tampere utilizaron un plástico que contiene moléculas de cristal líquido, cuyo posicionamiento entre sí permite la flexibilidad y la transformación.

Este polímero, cubierto con una capa de tinte termosensible, es capaz de convertir la energía en movimiento mecánico, simulando una caminata.

El avance de este estudio resalta el porqué la pieza de plástico responde a estímulos de luz en lugar del calor, que deforma el material para generar movimiento. Al ser expuesto al calor, el tinte en su superficie se difunde por toda la pieza; con esto, la absorción de la luz aumenta, lo que eleva también la temperatura del material, provocando finalmente su doblez.

Los científicos esperan que este avance resulte útil en la "robótica suave". "Si le das una fresa a un robot mecánico típico, podría aplastarlo", ilustra Olli Ikkala, otro de los autores del estudio.

"Necesitamos robots que puedan captar las cosas muy suavemente", sostiene Ikkala. Además, explica que los robots tradicionales suelen utilizar un cable de alimentación o una batería grande y pesada, y que con esta innovadora aplicación podrían funcionar con el solo uso de la luz.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar