El viejo Sanders. De prejuicios y oportunidades

Por Sol Rodríguez Maiztegui

Bernie Sanders es un político estadounidense del que hasta ahora solo recordábamos cuando se bajó de la candidatura en abril del año pasado. Pero con motivo de la asunción de Joe Biden, nuevo presidente norteamericano, el congresista de 79 años se hizo viral. ¿El motivo? una foto “nada bonita”, según Brendan Smialowski, el  fotógrafo que la tomó. “La composición no es ideal. Era un buen momento y lo aproveché”, dijo el hombre detrás de la cámara quien jamás se imaginó que justamente esa foto se viralizaría -literalmente- por todo el mundo.

La instantánea que se volvió meme es una imagen de Sanders sentado, sin nadie alrededor, porque las sillas estaban ordenadas bajo el protocolo Covid. Sanders lucía con los pies y manos cruzadas; barbijo, guantes rústicos de lana y una campera gris. Sucede que la asunción de Biden se llevó a cabo bajo el sol del mediodía en pleno invierno, por eso Sanders acurruca su cuerpo inmóvil en busca de algo de calor. Pose que seguramente yo también adoptaría en su lugar.

Hasta aquí los hechos.

Los memes, en general, llegan a nuestros dispositivos móviles y/o tecnológicos en formatos que intentan ser “graciosos”. Se caracterizan por contener poco texto y por apelar a la libertad de interpretación, información y memoria de quien los recibe. A través de ellos se refuerzan estereotipos, prejuicios y modos de entender la vida. En el caso de los memes de Sanders, lo que se refuerza es el estereotipo de “viejo gagá”. Paradójico ¿no? mientras el mundo vigilaba la asunción de un nuevo presidente norteamericano de 78 años, a la que acudieron dos ex presidentes de 74 (Clinton y Bush); mientras el saliente también ostenta los 74… la foto de uno de los políticos más poderosos de EE.UU. se asociaba a miradas *viejistas. Tomo prestada esta cita de una reciente nota publicada por la Asociación Latinoamericana de Gerontología Comunitaria (Algec) que refuerza la idea que deseo transmitir: “El sentido común, como forma de conocimiento, guía la acción cotidiana de las personas y, al mismo tiempo, inhabilita el pensamiento crítico, contribuyendo a la construcción y/o sostenimiento de significados que se cuelan y que favorecen la creación o reproducción de mitos y prejuicios (en este caso, sobre la vejez y las personas mayores), y con ellos se genera ‘el caldo de cultivo’ para la discriminación (por edad) de grupos que históricamente fueron vulnerados y excluidos”.

Hasta aquí la paradoja.

Hábil el viejo. ¡Sí! viejo sin eufemismos. ¿O acaso no lo es? Ni lento ni perezoso Sanders actuó rápido y lejos de enojarse o sentirse ofendido -es consciente de que su lugar de poder lo legitima- rápidamente publicó en su página web (www.berniesanders.com) la venta de remeras y buzos con “la foto”. Los productos se agotaron a las pocas horas. Según el propio protagonista, que supo jugar con el prejuicio y aprovecharlo a su favor, todo lo recaudado será donado a instituciones benéficas.

Recuerdo cuando hace muchos años, en una charla sobre estereotipos y prejuicios en la vejez Ricardo Iacub, un amigo y reconocido psicogerontólogo pregunto: “¿qué surge primero, el prejuicio o su actuación?” Algo así como… ¿el huevo o la gallina? Me costó entender la pregunta. Tras observar el comportamiento de muchas personas mayores, lo comprendí. Se los ilustro con esta anécdota basada 100% en hechos reales: habíamos organizado una charla para personas +60 en un salón al que solo se accedía por escaleras. Muy pocas subieron. “Me duele la rodilla”, “Tengo artrosis”, “Me canso”, “Ya no estoy para estos trotes”, nos decían cuando las invitamos a subir. Decepcionados por la falta de audiencia decidimos advertir que el ingreso era gratuito y que además incluía café y masas gratis. ¡Llenamos el auditorio en minutos!

Resta mucho por recorrer. La gerontofobia no desaparecerá de un día para el otro. Las personas mayores no son las únicas responsables de la mirada hacia la vejez, sin embargo, el recurso de apelar al humor y hasta a veces ser conscientes de la actuación de los prejuicios son placebos que nos permiten lidiar con una de las mayores contradicciones del siglo XXI: querer vivir más sin envejecer.

-------------------------------

*El viejismo es definido como el estereotipo negativo y la devaluación sistemática de las personas por su edad y condición de viejo o vieja.

Porota sos vos, soy yo, somos todas las personas envejecientes www.porotavida.com

Si querés recibir nuestros Podcasts y columnas en tu celular escribinos al 351 153062752

Encontranos también en Instagram, YouTube, Spotify y Facebook como @porotavida

El Club de la Porota se suma al repudio de Algec

Días atrás, la periodista Paola Ochoa, columnista del diario “El Tiempo” de Colombia, publicó en el sitio web de ese medio una repudiable nota titulada “Los jóvenes primero. El orden de vacunación debería invertirse”. El contenido de la misma es claramente violento, viejista, antiético e inhumano. La discriminación expone la violencia de una sociedad a partir de sus desigualdades. Y esta nota, en apariencia pasajera, planta un principio que más de una persona podría llegar a convalidar si la encuentra sin elementos para desentrañar los sentidos viejistas tejidos en ella. Y es que plantear invertir el orden de la vacunación, generando una falsa expectativa de eficiencia sobre el fenómeno de la “inmunidad de rebaño” (entre otros argumentos falaces que otra nota en el mismo medio ya desmintió), habilita a una tensión entre grupos etarios, típica de una novela distópica donde “los cerdos” son el objetivo a exterminar, a dejar morir.

Por todas estas razones, quienes integramos Asociación Latinoamericana de Gerontología Comunitaria (Algec) y el Club de la Porota repudiamos y alertamos a la sociedad sobre este tipo de declamaciones falaces, antiéticas y discriminatorias que expresan falsas dicotomías y “eficiencia empresarial”. Asimismo, recomendamos acceder a canales oficiales de información sobre ciertas temáticas (para evitar noticias falsas) y a las personas que ejerzan periodismo, consultar fuentes especializadas y/o participar de capacitaciones sobre ciertos temas antes de emitir opiniones perjudiciales, como las vertidas en dicha columna.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar