Delbonis está en los cuartos de final

El tenista argentino superó por 7-6 (3) y 6-1 al canadiense Félix Auger-Aliassime y se medirá en la próxima instancia contra el estadounidense Reilly Opelka

El tenista argentino Federico Delbonis hizo historia en el Masters 1000 de Roma: venció ayer al canadiense Félix Auger-Aliassime por 7-6 (3) y 6-1, en un poco menos de dos horas de juego, y avanzó a los cuartos de final por primera vez en su carrera. De esta manera, el azuleño se cruzará hoy contra el estadounidense Reilly Opelka, que eliminó al ruso Aslán Karátsev por 7-6 (6) y 6-4.

Delbonis, héroe del equipo de Copa Davis de Argentina que conquistó el título en 2016 tras imponerse en la final ante Croacia jugada en Zagreb, ingresó al cuadro principal tras haber atravesado la clasificación y superó a tres rivales de gran nivel: el ruso Karen Khachanov (24º), el belga David Goffin (13º) y finalmente a Aliassime (21º).

El argentino, quien luego de la gira europea sobre polvo de ladrillo previa a Roland Garros avanzará al menos hasta el puesto 50 del ranking (eso le permitirá participar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020), reflejó en el Foro Itálico los progresos que le reportó haber contratado como entrenador a Mariano Hood, ex subcapitán del equipo argentino que conquistó la Davis por única vez en la historia.

Se despidió Podoroska

Nadia Podoroska (44°) tenía que dejar atrás el histórico triunfo ante Serena Williams (8°) y saltar nuevamente a la cancha por un lugar en los cuartos de final del WTA 1000 de Roma. En frente estaba Petra Martic (25°), dura rival croata, ex 14° del mundo. Pero la Peque no lo logró: perdió 3-6, 6-1 y 6-2 tras dos horas de juego y se despidió del torneo.

Nadia comenzó el partido con todo. Con dos quiebres, se puso 4-0 arriba. Martic recuperó uno, pero el primer set se lo llevó la rosarina por 6-3. Todo parecía indicar que iba a lograr estirar su buen momento tras un comienzo de temporada no muy favorable, pero en la segunda manga comenzó la debacle.

En una ráfaga, la croata se adelantó 5-0. La Peque estuvo muy errática, parecía haberse ido del partido. Fue 6-1 y sets iguales. El último parcial, otra vez inició para atrás: dos quiebres consiguió Martic, pero no pudo sostener el segundo y Nadia sacó 1-3. Sin embargo, Podoroska perdió nuevamente su servicio y no lo pudo recuperar más. El 6-2 no se hizo esperar y acabó con el sueño de la argentina, que igualmente no opaca la felicidad del triunfo ante Serena y la realidad que implica volver a mostrar un gran nivel tras la muy buena temporada anterior. Ahora, se viene el Roland Garros.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar