Artistas de colección

El Museo Emilio Caraffa está realizando el ciclo digital dedicado a las mujeres del campo de las artes visuales, a través de sus redes sociales

A través de sus redes sociales, el Museo Emilio Caraffa propone “Mujeres de la colección”, una serie de imágenes que se publican semanalmente con el objetivo de visibilizar el trabajo de las mujeres en el campo de las artes visuales que forman parte de la colección provincial.

En cada publicación se hace una breve presentación sobre la artista y un análisis de sus obras “que reconoce sus lenguajes singulares y búsquedas diversas ya que, en su conjunto, ofrecen un recorrido posible y un pliegue de imágenes donde otra historia del arte aparece”, explican desde sus cuentas.

Entre las obras que ya se encuentran exhibidas virtualmente, se puede ver “Cabeza de niña” (1924), de la rosarina Emilia Bertolé. “La pintura evidencia una sutileza poética que traza un puente con otra época, las reminiscencias del Art Nouveau y la potencia de aquellas formas del feminismo manifestadas en el pensamiento, la moda, la escritura y el arte. El retrato se vincula con algunos retratos de niños realizados por Pierre - Auguste Renoir, donde la expresión meditativa de sus miradas nos conduce a vastos mundos interiores, nos interpelan en su serenidad y belleza”, analizan desde su página. En 1927, Bertolé se convirtió en la primera mujer en participar y ser premiada en el “Salón de Mayo” organizado por el Museo Provincial Rosa Galisteo de Rodríguez.

Por otro lado, se puede ver una imagen de Anahí Cáceres y de su obra “Ciclo mercurial” (1989). El trabajo de la cordobesa abarca diferentes disciplinas donde realiza una búsqueda sobre el origen de los símbolos, la tensión entre sociedad y naturaleza, los ritos en las culturas precolombinas, pero también Internet, los nuevos lenguajes mediales y sus diversas formas de control. Cabe destacar que este año, la artista fue galardonada con el Premio Nacional a la Trayectoria Artística 2020/21 del 109° Salón Nacional.

Otra de las publicaciones está dedicada a Ananké Asseff, quien fusiona la fotografía, la danza y las artes escénicas. En el Museo Caraffa se encuentra la serie “Retazos del Paraíso”, conformada por las producciones: “Ananké es necesidad, lo inexorable” (2010), “Línea de Ribera” (2008), “No quiero hablar de eso” (2008), y “Retazos del Paraíso II” (2005).

También, hay un espacio dedicado a Rosa Farsac con su pieza “Cardos”, una escena de flores silvestres, florero y mesa de luz . Su obra está basada en dos elementos fundamentales: el paisaje y la naturaleza muerta “pero su propuesta poética permite distinguir su estilo de los supuestos de la época, en torno a esas temáticas”, detallan en la publicación.

Continuando, se encuentra publicada “Paisaje” (1999), de Ana Luisa Bandone, que tiene un estilo clásico y figurativo, combinado con formatos de presentación contemporáneos. El cuadro que se expone en esta oportunidad, es una imagen panorámica del horizonte, que invita contemplar la lejanía.

Ana Josefa Bettini forma parte de este ciclo con su xilografía “Ritmos” (1961), donde se “distingue el trazo potente de su estilo, las derivas enredadas que invocan una figuración desarmada y abierta”, analizan desde el museo.

Finalmente, la última fotografía subida a sus redes es en homenaje Mónica Brandi, quien falleció hace días. Para celebrar su arte, el espacio cultural escogió la pintura “Mujer del Chamán” (2002), que forma parte de su exposición individual “Representaciones de las rutas del sur”: “La muestra proponía un recorrido por un imaginario simbólico con una clara reminiscencia a pueblos arcaicos.

Toda su obra, sus investigaciones visuales, incursionan en la tradición de las culturas precolombinas y, a partir de ese sistema determinado de figuras, colores y texturas, creando un mundo propio y sensible”, comentan en la descripción.

 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar