Las 10 cosas que no deberías meter al microondas

No todos los recipientes o alimentos reaccionan igual adentro de este electrodoméstico funcionando. Clave para la cocina, el microondas lleva consigo algunas precauciones que deberías tener

El microondas es ese gran amigo que siempre está dispuesto a echarnos una mano en la cocina. Cuando andamos cortos de tiempo, no hay nada más práctico que recurrir a este aparato que se ha hecho con un hueco en la mayoría de los hogares en el siglo 21.

Sus utilidades no recaen sólo en su función de calentar -o recalentar- nuestros platos de la forma más cómoda y eficiente, sino en algunas otras que con el tiempo han ido ganando protagonismo en la cocina.

Uno puede comprobar esto yendo al supermercado, donde proliferan los productos preparados que sólo necesitan unos minutos de microondas antes de servir. Además, cada vez es más común recurrir a esas recetas específicas para este electrodoméstico que prometen conseguir platos fáciles sin pasar por lo tedioso de prender fuego.

Sin embargo, así como puede ser nuestro amigo de la cocina, este electrodoméstico puede ser muy traicionero. A continuación, te dejamos una lista de las cosas que nunca no debemos meter en el microondas:

Papel de aluminio

Por si te olvidaste, el papel de aluminio es un metal. Las consecuencias de hacerlo serán que comiencen a saltar chispas y pueda generarse un incendio. Recurre al papel absorbente si lo que quieres es tapar un recipiente.

Ollas o cazuelas de metal

Nunca se nos debe pasar por la cabeza introducir ollas o cazuelas metálicas al microondas si no queremos explotar todo.

Vajillas con decoración metálica

La recomendación de no calentar metales en el microondas incluye la de las vajillas -platos, vasos, tazas, copas que incluyan ornamentos o remates de metal.

Recipientes de plástico

El plástico no puede usarse en el microondas. Incluso los tuppers en los que no se especifique claramente que permiten dicho uso. Los plásticos sometidos al calor del microondas pueden generar sustancias tóxicas nocivas.

Cubiertos de metal o plástico

Nada de metal o plástico debe entrar al microondas, y esto incluye, por supuesto, a los cubiertos, que en ocasiones nos podemos dejar olvidados en un plato u otro tipo de recipiente.

Termos

Si queremos calentar el contenido de un termo, lo tendremos que hacer antes, pero no una vez que lo llenemos. Sólo algunos de plástico pueden ser aptos para este electrodoméstico si se especifica así en el propio recipiente.

Envases de poliestireno

El poliestireno es un tipo de plástico muy usado en el envase de alimentos. Este tipo de recipientes, a no ser que se señale lo contrario, no es apto para calentar en el microondas. Podría derretirse o liberar sustancias tóxicas.

Recipientes de yogures

El microondas tampoco hace migas con los envases de yogures, mantecas, etc. Más bien lo que puede hacer es derretir el material del envase.

Recipientes de papel o cartón

Los envases de cartón en los que habitualmente nos sirven pizzas, kebabs, hamburguesas o comida china tampoco se pueden calentar en el microondas. ¿El riesgo? Podemos prender fuego la cocina.

Nada

Además de conocer lo que no podemos meter en el microondas, también tenemos que saber que no es precisamente recomendable conectar el aparato sin nada en su interior. Al no tener ningún objeto que absorba las ondas, éstas vuelven al llamado magnetrón y pueden contribuir a quemar el aparato poco a poco.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar