Nazarena Vélez se sinceró sobre sus adicciones

La actriz dialogó sobre su presente e hizo varias reflexiones sobre su adicción a las anfetaminas, que casi le causan la muerte.

Nazarena Vélez fue una de las figuras más mediáticas de la televisión argentina, por lo que tuvo que lidiar con una gran cantidad de exigencias para verse siempre de la mejor manera.

“Estoy en un momento donde desde que empezó la pandemia hice como un repaso de mi vida y me di cuenta que iba como loca, tratando de buscar el mango, de laburar, de pertenecer, de querer ser, siempre fui muy exigente conmigo, y ahora me empecé a mirar con más compasión”, dijo en una entrevista con Instrusos.

“Desde lo físico me estoy mirando con más piedad. Antes era despiadada conmigo... Siento que tiene que ver con eso, yo sufrí mucho con el tema del cuerpo. Era otra tele pero era yo. Yo era la enferma, no le puedo echar la culpa a la tele, mi obsesión era estar perfecta. Pesaba 50 kilos midiendo un metro setenta y tres y lo único que miraba era la celulitis y las estrías. Me miraba al espejo y me odiaba. Y seguía con las pastillas. Ya no tenía que ver con ser gorda o flaca, cuando tenés cagada la cabeza... yo siendo que a la gente de nuestra generación nos han cagado bastante la cabeza”, añadió en una íntima charla con Adrián Pallares y Rodrigo Lussich.

Sobre sus adicciones, Nazarena no dio vueltas y se hizo cargo de haber estado al borde de la muerte: “También hago mi mea culpa, yo no me quería un carajo, siempre quise laburar y cuanto más flaca estuve más laburo tuve. Sin querer nos criaron con una cierta gordofobia. Estar flaca significaba estar divina”.

Por último, cuestionó el comentario que Cris Morena le hizo a Jey Mammon, dando a entender que estaba excedido de peso: “El otro día escuchando a Cris Morena con Jey Mammon nos damos cuenta de dónde venimos. Lo que quiere decir es que si no es Jey Mammon con todo el talento que tiene no te llama ni loca. No lo digo por Cris, que me parece una productora increíble, pero era así. Cuando empecé a modelar empecé con las pastillas. Había quedado para una publicidad y me dijeron: ´Divina, pero con mucha cola´”.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar