Cuatro niños ahogados desde el comienzo de la temporada

Representa una de las primeras causas de muerte en pequeños de 1 a 3 años de edad

Desde el inicio de la temporada de verano en Córdoba, cuatro niños murieron ahogados en piletas de viviendas particulares. El caso más reciente ocurrió el pasado domingo en Dean Funes, en el departamento Ischilín, cuando un niño de tan sólo dos años fue encontrado flotando dentro de una pileta de lona, según indicaron fuentes policiales. El pequeño fue trasladado por los efectivos policiales, ya inconsciente, hasta el hospital zonal Ernesto Romagosa. A pesar de los esfuerzos del cuerpo médico, no fue posible salvar su vida. Los tres accidentes restantes ocurrieron en distintos puntos de la provincia, en las localidades de Manfredi y Embalse, y en una vivienda del barrio Valle del Cerro, en Córdoba Capital.

A nivel país, cada cinco días fallece ahogado un niño menor de 4 años. La Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) recomendó ayer garantizar una vigilancia atenta y permanente de un adulto responsable, eliminar o tapar reservorios de agua como pozos, baldes, cisternas o barriles e instalar cercos perimetrales en las piletas.

Según el Boletín de Estadísticas Vitales del Ministerio de Salud, en 2018 fallecieron por ahogamiento 77 niños de 0 a 4 años, lo que representa prácticamente 1 caso cada menos de 5 días, y se “considera el grupo de mayor riesgo y más vulnerable a los niños desde que empiezan a caminar o movilizarse por sí mismos, aproximadamente 12 meses de vida, hasta los 5 años de edad”, indicaron.

La organización pidió garantizar la vigilancia permanente de un adulto mientras los niños están en bañeras, piletas o zanjas; los “asientos de bañera” para bebés no son dispositivos para la prevención de ahogamiento y no sustituyen la vigilancia del adulto. Además, resaltaron que “Se debe mantener una proporción segura entre el número de cuidadores y niños: en lactantes la relación debe ser 1 a 1; de 1 a 2 años, 1 a 2; de 2 a 3 años,1 a 3 y luego de los 4 años de acuerdo con el grado de aprendizaje de natación que tengan los niños” y evitar los dispositivos inflabes, considerados peligrosos.

Muertos en el Paraná

Tres hermanos de 8, 10 y 13 años fueron encontrados sin vida ayer por la mañana luego de que el domingo ingresaran al río Paraná, en la localidad misionera de Wanda, informaron fuentes policiales. Los niños ingresaron al agua alrededor de las 17 del domingo, según relató a la policía un joven que se encontraba en el lugar y observó cuando se metían al río. Al ver que no salían, dio aviso a las autoridades, que acudieron inmediatamente a la zona para realizar la búsqueda, a cargo de buzos tácticos de Prefectura Naval Argentina y agentes de la policía local.

Asfixia en un arroyo

El cuerpo sin vida de Gian Mazzuchelli, el joven de 17 años que era buscado tras arrojarse a un arroyo del barrio privado Santa Catalina en la localidad bonaerense de Tigre el sábado a la madrugada, fue encontrado ayer  a orillas del canal Villa Nueva, informaron fuentes policiales. Personal de bomberos voluntarios, de policías de la provincia de Buenos Aires, drones de la Municipalidad de Tigre y de Defensa Civil, coordinados por la división de Riesgos Especiales, hallaron el cuerpo del joven “flotando a las orillas del canal Villa Nueva enganchado a una rama”.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar