La carne cruda es una opción viable para alimentar a tu perro

Tanto razas grandes como pequeñas pueden comer carne cruda, la recomendación principal es que sea fresca y magra.

Actualmente la tendencia de alimentar a los perros con comida cruda ha cobrado popularidad, y si bien los especialistas dividen opiniones, lo cierto es que es una alternativa viable si se hace bajo las condiciones adecuadas.

De acuerdo con médicos veterinarios, esta dieta resulta excelente para los canes, ya que su sistema digestivo se adapta muy bien a ella, además de que está demostrado que ayuda a mantener limpios sus dientes.

No obstante, si es carne de caza lo mejor es cocinarla durante un minuto para eliminar todos los posibles patógenos por posibles parásitos dentro del animal de origen, esto no hará que pierda sus propiedades.

Preferentemente debe ser carne magra y fresca, esto significa excluir vísceras; toda la proteína de cabras, vacas y ovejas está permitida para la dieta de tu mascota, si se trata de una raza pequeña incluso puedes recurrir al pollo.

Al momento de la preparación, es posible agregar verduras en pequeños trozos, como la calabaza o la zanahoria, lo que facilitará aún más el proceso digestivo de su cuerpo.

Debemos recordar que a través de siglos de evolución y adiestramiento, este animal ha desarrollado capacidades físicas ideales para ingerir carne, como dientes fuertes capaces de rasgar y roer los huesos.

Además, su estómago es pequeño, lo que en combinación con sus músculos, facilita el proceso de digestión de dichos alimentos, los cuales son disueltos totalmente por sus jugos gástricos.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar