Fujimori se impondría por menos de un punto en Perú

Los sondeos arrojaban un escenario de empate técnico con Castillo en el ballottage 

Los comicios peruanos seguían anoche, al cierre de esta edición, envueltos en un manto de alta incertidumbre ante la falta de datos oficiales, mientras las encuestas de boca de urna daban un escenario de empate técnico, donde la populista de derecha Keiko Fujimori se imponía por menos de un punto al sindicalista de izquierda Pedro Castillo en el ballottage presidencial.

Después de una jornada sin grandes denuncias de irregularidades, con un padrón de más de 25.000.000 de ciudadanos habilitados, los peruanos seguían esperando anoche precisiones sobre el resultad final del ballottage.

Según la encuesta de la firma Ipsos, la hija del ex presidente Alberto Fujimori se habría impuesto con el 50,3% de los votos válidos, sobre el 49,7% de Castillo. El sondeo marcaba un escenario de absoluta división del país: daba una clara ventaja a la candidata de Fuerza Popular en Lima, con más del 68% de los votos, contra un apoyo aún más decidido para el postulante de izquierda en el interior del país, donde Castillo obtendría más del 80% de los sufragios.

La propia autoridad electoral anunció que el primer reporte oficial se divulgaría partir de las 23:30 (1:30 de mañana en Argentina), pero se presumía que el resultado tan ajustado podría provocar una demora de varios días para conocer al ganador, tal como ocurrió en los comicios de 2016.

La propia Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) aseguró que las elecciones se desarrollaron en general con normalidad. “Observamos una evolución muy positiva en relación con la primera vuelta en cuanto a la instalación de mesas, mucho más temprano”, afirmó además el jefe de la Misión de Observación Electoral de la OEA, el ex canciller paraguayo Rubén Ramírez. La misión reportó “normalidad en los centros de votación” en todo el país.

Tras votar en una escuela en Tacabamba, en el departamento norteño Cajamarca, Castillo afirmó que vivía la jornada “con esperanza y tranquilidad”, y exhortó a la unidad de los peruanos para “poder sacar adelante al país”. Su competidora votó en un colegio del barrio limeño Surco, donde felicitó a “los abuelitos y abuelitas” que asistieron a las urnas “pensando en sus hijos y sus nietos” y son “los héroes del Bicentenario”. “Sabemos que esta jornada tuvo incidentes y esperamos que los organismos internacionales tomen cartas en el asunto”, advirtió empero Fujimori, sobre denuncias que luego no fueron respaldadas por la ONPE.

Lo cierto es que el escenario se presentaba tan reñido como en 2016, cuando Pedro Pablo Kuczynski derrotó a Fujimori con el 50,12% de los votos contra 49,88%. Cualquiera de los dos que gane tendrá además un reto enorme, pues deberá tomar medidas urgentes para superar la pandemia, la recesión económica y la inestabilidad política, lidiando con un Congreso fragmentado, la corrupción y una deficiente gestión pública.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar