Castillo dio vuelta el escrutinio pero Perú aún debe esperar

El ballottage sigue sin definirse por la mínima diferencia que le lleva a Fujimori 

A más de un día del cierre de mesas, la incertidumbre no había abandonado anoche a los comicios presidenciales de Perú, que bien al contrario adquirieron ribetes dramáticos: el izquierdista Pedro Castillo había logrado remontar el resultado con una ínfima ventaja sobre la derechista Keiko Fujimori, que sin embargo dejaba todo abierto hasta el conteo de la última mesa de votación.

Escrutado el 95,78% de los votos correspondientes al ballottage celebrado este domingo, el maestro rural de 51 años conseguía el 50,27% de los votos, mientras que la hija del ex presidente Alberto Fujimori sumaba 49,73% de respaldos.

La diferencia de apenas 0,54 puntos (menos de 80.000 votos) impedía sacar conclusiones, ya que si bien los votos del campo habían dado vuelta la elección a favor de Castillo, los sufragios del exterior podían torcer nuevamente el conteo a favor de Fujimori, de 46 años. Las fuentes de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) anticipaban de hecho que podían tardar hasta 15 días en procesar el voto del exterior, con un millón de electores.

Además, no sólo quedaban más de 3.000 actas por procesar, sino que al menos otras 1.285 estaban impugnadas u observadas y fueron remitidas al Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

Usualmente, el JNE demora algunos días en resolver esas situaciones, de modo que si ninguno de los candidatos alcanza antes una diferencia irreversible, será preciso esperar las decisiones del organismo para proclamar al mandatario electo, tal como sucedió hace cinco años, cuando Fujimori perdió por unos 40.000 votos ante Pedro Pablo Kuczynski.

En ese contexto, ambos candidatos exhortaron a sus simpatizantes a defender el voto. “Queridos personeros y personeras (fiscales), para mí, héroes y heroínas de la democracia, aún faltan votos de algunos rincones de nuestro amado Perú y del extranjero; por eso, debemos estar muy atentos para defender la voluntad popular”, convocó Castillo. “Seguiremos trabajando voto a voto para defender la voluntad democrática del pueblo”, respondió Fuerza Popular (FP), partido de Fujimori.

Duran Barba prevé un escenario de “ingobernabilidad”

El asesor político Jaime Durán Barba habló ayer sobre las elecciones peruanas y aseguró que “gane quien gane habría un escenario de ingobernabilidad”. A partir del escenario reñido que dejó la votación, afirmó que “el problema grave no es quién gana, sino que en cualquier caso habrá un escenario de ingobernabilidad”.

Esto se debe a que “Keiko (Fujimori) si gana lo que piensa (hacer) es bajar al Presidente”; mientras que si se impone Castillo “no podría pasar ninguna ley en el Congreso porque tiene minoría y una mayoría no opositora, sino ‘odiadora’”, explicó el analista. “El candidato es consciente de esto, por esa razón está movilizando gente y piensa convocar a un plebiscito para hacer otra Constitución”, argumentó.

Caen los mercados y hay temor a una fuga de capitales

Los mercados financieros de Perú se hundieron ayer mientras el socialista Pedro Castillo superaba a la derechista Keiko Fujimori en el conteo oficial de la segunda ronda electoral presidencial más polarizada en décadas.

Es posible que el resultado final no se conozca durante días, pero la moneda y los bonos sintieron la incertidumbre de los comicios: la moneda peruana cerró con una caída de 2,42%, a 3,937/3,938 soles por dólar -un nuevo mínimo histórico-, mientras el índice selectivo de la bolsa de Lima se desplomaba un 7,12%. “Si Castillo es confirmado como presidente electo, creemos que el Banco Central estaría a prueba con el cambio de régimen, probablemente enfrentando una fuga de capitales tras el resultado de las elecciones”, dijo JPMorgan.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar