La OMS reconoció que estudia el avance de la variante andina

La Organización Panamericana de la Salud informó que ya fue detectada en 25 países, entre ellos la Argentina

Investigadores de Perú, Argentina, Chile y Uruguay, entre otros países, están preocupados por la mayor presencia de la variante “andina” en las muestras de pacientes que se contagiaron desde febrero hasta ahora, bajo la presunción de que podría ser la causante de las nuevas olas del coronavirus que azota a la región.

La propia Organización Mundial de la Salud (OMS) está estudiando la evolución de la variante C.37, como se la conoce científicamente, para ver si debe ser clasificada como de “interés” o de “preocupación”. Ayer lo reconoció la rama americana de la agencia sanitaria, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que aclaró que aún no hay evidencia suficiente para incluir a la variante entre las cepas más peligrosas del coronavirus.

Aquí en Argentina el Instituto Malbrán está estudiando a la variante con el objetivo de determinar si merece ser declarada de “interés”, como se denomina a las cepas potencialmente preocupantes por su capacidad de transmisión o mortalidad. Efectiva-mente, la inquietud se encuentra en que la variante aumenta cada vez más en los test positivos, por sobre otras variantes que ya han sido declaradas “de preocupación”: surgida a fines del año pasado, hoy se encuentra en al menos 25 países, pero aún no figura en las clasificaciones de la OMS.

“La variante C.37 ha sido detectada principalmente en Perú y en Chile, donde ha incrementado su transmisión durante los últimos tres meses”, explicó Sylvain Aldighieri, de la OPS, quien precisó que “ha sido también detectada de manera esporádica en Estados Unidos, Brasil, Ecuador, México y en Argentina. Se ha detectado también en algunos países de Europa”. Aldighieri reconoció que la OMS estudia la variante “para sustentar su clasificación como variante de interés o variante de preocupación. Sin embargo, hasta el momento no existe evidencia suficiente para clasificarla (…) y no se ha demostrado que sea más agresiva, letal o que se escape de la respuesta inmune por vacunación”.

Por lo pronto, la pandemia sigue azotando a la región. Con Brasil al borde de un nuevo colapso sanitario ante el aumento sostenido de los contagios, Paraguay presenta una situación cada vez más preocupante: el martes registró 140 fallecidos diarios por Covid-19, una cifra récord, mientras se agrava la escasez de oxígeno medicinal. El propio ministro de Salud, Julio Borba, admitió que el país solicitó a Brasil que libere más oxígeno para exportación a fin de atender la demanda de los hospitales paraguayos, donde también faltan vacunas, insumos médicos y fármacos esenciales para el tratamiento de la enfermedad. En Bolivia, el virus ataca a los jóvenes: las personas de entre 30 y 39 años fueron quienes más se infectaron la última semana en La Paz.

Claro que las realidades son dispares: mientras Haití es la única nación del Hemisferio Occidental que no aplicó ni una sola vacuna contra la enfermedad, en Chile están buscando a cerca de 3.000.000 de habitantes que no se inocularon a pesar de estar habilitados para recibir las dosis y en Uruguay están por empezar a vacunar a los menores de 18 años.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar