Transformación y desafíos del sector junto a Mariano Manchento Bienes Inmuebles

Desde los impactos de la nueva ley de alquileres a la digitalización de los procesos administrativos en el marco de la pandemia, Antonella, hija y heredera de la pasión de Mariano Manchento, gestiona con su mirada fresca y profundiza sobre la actualidad del sector

Antonella Romina Manchento tiene 29 años, nació en Córdoba capital y conduce el área administrativa de la Inmobiliaria Mariano Manchento Bienes Inmuebles, ubicada en barrio Rosedal de esta ciudad. Cuenta que lo que más le apasiona es la mediación entre oferta y demanda, entre propietarios e inquilinos, concentrada en el acompañamiento de las gestiones del servicio inmobiliario que brindan.

Ante el interrogante sobre los impactos de la nueva ley de alquileres, y los principales efectos de las reglamentaciones para inquilinos y propietarios, Antonella responde: “Tanto los impactos como los efectos de la nueva ley de alquileres y la reforma que hubo a partir del año pasado, han sido para propietarios e inquilinos positivos y negativos. Tener durante 12 meses un mismo valor de locación ha hecho que los propietarios necesiten cubrirse en esas subas que puede haber después de los 12 meses y al tener los impuestos a cargo de ellos ha hecho aumentar los valores locativos para cubrir dichos montos y así no sea tan devaluado el inmueble”.

Por otro lado, si observamos los efectos desde la posición de los inquilinos, la joven reflexiona que “esto no es beneficioso para la parte inquilina, pero si tiene el beneficio de que durante 12 meses se pagaría el mismo valor del alquiler”. Antonella destaca que esta modificación lleva a un beneficio conjunto al afirmar que la extensión de la locación, al pasar de dos a tres años, “también resulta beneficiosa para ambas partes, ya que los inquilinos pueden permanecer más tiempo en la locación sin tener que mudarse y los propietarios se garantizan por tres años no tener que cambiar de inquilino en tan poco tiempo”.

Sobre la influencia de la pandemia del Covid-19 en la transformación y digitalización de los procesos administrativos en quehacer cotidiano de la gestión inmobiliaria, la joven afirma que “si bien antes de la pandemia ya se estaban llevando a cabo los procesos de digitalizar la gestión administrativa y realizar todo por canales digitales, la llegada de lo que ocurrió con la pandemia fue acortar los tiempos, ya que la necesidad de realizar la mayoría de las gestiones mediante herramientas digitales permitió la agilidad en brindarle al cliente una solución inmediata. De lo cual, lo que resulta urgente, ha sido ese desarrollo para implementar estas nuevas disposiciones para la ejecución del trabajo propiamente dicho.

Una vez ya integrados los cambios a la lógica diaria de trabajo, le consultamos a Antonella si las actualizaciones llegaron para quedarse o volvieron a las prácticas habituales: “Estos cambios que se están implementados en el día a día han venido para quedarse, y muchas personas se han adaptado a los nuevos métodos y canales de comunicación y resulta más cómodo para la ejecución de la gestión. También existen las personas que están acostumbrados a las prácticas tradicionales de lo cual hoy en día no se puede dejar de lado lo que se venía realizando para cambiar 100% a una gestión pura y exclusivamente digital”.

Ante la pregunta sobre un desafío al que se hayan enfrentado como inmobiliaria que les haya hecho cambiar su mirada sobre la realidad, Antonella no duda en contestar que fue “justamente incorporar esta digitalización, este nuevo mecanismo y forma de trabajo en la cual el cliente se sienta a gusto con nuestro servicio inmobiliario”.

Destaca que entre los canales digitales más utilizados lideran Instagram, Facebook y la página web de la inmobiliaria con el diferencial de un acceso a atención al cliente directo por mensajes. Por otro lado, la utilidad de los clásicos e infaltables correos electrónicos, “uno de los canales más utilizado para notificar a clientes y realizar informes de gestión, envío de contratos, etcétera”.

En cuanto al futuro del rubro inmobiliario en Córdoba, la joven pone el énfasis en los créditos para reactivar el mercado. Antonella afirma que “la macroeconomía tiene que mejorar para que puedan activarse nuevamente créditos hipotecarios que permitirían el acceso a las viviendas, tener justamente esa gestión y esa posibilidad de la reactivación el comercio y la comercialización sobre bienes inmuebles más que nada en lo que es el crédito hipotecario, de lo cual pienso que uno tiene que tener el optimismo y la mirada en que una vez que pase todo este actual panorama y actual forma en la cual estamos viviendo, se podrían llegar a reactivar nuevamente estos créditos que permitirían al rubro inmobiliario despertar nuevamente con desarrollos con adquisiciones e inversiones en bienes inmuebles”.

Por último, Antonella nos da su mirada sobre la actualidad del mercado inmobiliario: “Mi perspectiva sobre la actualidad de los alquileres es que la demanda no bajó ya que la vivienda es indispensable; si bajó la demanda en los locales comerciales ya que la situación económica actual da incertidumbre para quien quiere abrir un negocio propio. Algunos propietarios decidieron poner su inmueble para la venta y otros seguir apostando al alquiler que es lo que hoy en día genera más rentabilidad”.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar