Miguel Lifschitz, un gran dirigente, un gran hacedor de consensos

Por Matías Chamorro

Miguel Lifschitz fue una gran figura de la política, que, a través del diálogo y la honestidad, dejó su marca imborrable en la historia del Socialismo. Las y los socialistas de Córdoba celebramos haber compartido militancia y acción de futuro. Hoy la tristeza nos invade, pero la mejor forma de honrarlo será no aflojando ni un segundo en este camino hacia la Igualdad.

Gobernador de Santa Fe entre 2015 y 2019, anteriormente fue intendente de la ciudad de Rosario durante dos mandatos consecutivos (2003-2007 y 2007-2011), y senador provincial de Santa Fe por el departamento Rosario durante el período 2011-2015. Ingeniero civil de profesión, político de vocación, había nacido el 13 de septiembre de 1955 en Rosario, en los bordes del barrio Martin. Y fue uno de los jóvenes hacedores del Partido Socialista Popular (PSP) que rodearon a su fundador, Guillermo Estévez Boero, en los tempranos años 70.

Además de un gran militante, un trabajador incansable, Miguel era un fuera de serie. Innovador, osado, constructor con amplitud y respeto. Entendió que para crecer había que abrir. Sus programas y políticas públicas lo reflejan. En los momentos de mayor confusión y desasosiego supo ponerse al frente y, además de empujar soluciones, tener la habilidad de poder señalar una dirección de acción política con consenso y federalismo.

Paradójicamente, como dijo un colega, murió el hombre que más hospitales públicos inauguró en la historia de la provincia de Santa Fe, y se murió a causa de una enfermedad que pudo evitar o morigerar vacunándose. Pero eligió no saltarse la fila, sin privilegios. Ese gesto es una muestra cabal de su figura y una responsabilidad que nos deja con la vara de la coherencia muy alta.

En tiempos donde algunos reducen la política a la indignación y confrontación constante, siempre bregó por cerrar la grieta y construir con honestidad, escucha, y diálogo.

Siempre decía que el socialismo era una joya brillante que debíamos cuidar y hacer crecer. Una de las frases más destacadas de él fue: “el futuro solo será si es inclusivo, ecológico y feminista”, y con eso sintetizó el programa de un nuevo tiempo para el socialismo. 

Su partida es una gran pérdida para la política Argentina, se fue un hombre de gestión con mirada netamente progresista. Miguel estará en el recuerdo de quienes creemos en la política como herramienta transformadora. ¡Hasta la victoria siempre compañero! Hermes te espera para seguir acompañándonos desde el corazón.

 

Legislador provincial, Presidente del Partido Socialista de Córdoba

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar