“La pandemia nos conmovió, pero potenció como editorial”

José “Pepe” Ortega, co-director del sello de la UNC, analizó el complejo año 2020

Un libro-catarsis de proyección continental, un volumen de estrategias llevadas adelante por las universidades argentinas en pandemia, el primer concurso de narrativas para todo público, el homenaje a un ex intendente en clave prospectiva o la liberación de obras del catálogo, fueron algunas de las alternativas ensayadas por la Editorial de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) para afrontar el duro 2020. “El decreto que dispuso el aislamiento, conmovió al equipo, pero no nos paralizó”, asume José Emilio “Pepe” Ortega, co-director del sello.

“Contábamos con la experiencia de trabajar a distancia, pues con la toma del Rectorado en 2018, a días del inicio de la Feria del Libro, no pudimos entrar en nuestras oficinas por varias semanas y debimos reinventarnos”, explica. “Junto a Marcelo Bernal, el otro co-director, planificamos el teletrabajo y tomamos decisiones importantes”, completa. El plan era aproximarse a las 50 novedades. “No estuvimos lejos, aunque adaptamos la idea original” aclara el también abogado y docente de la Casa de Trejo.

HDC: ¿Hubo que improvisar sobre la marcha?

PO: Percibimos que la cuarentena sería larga y nos potenciamos. Decía el rector (Hugo) Juri que la Editorial además de atender a los claustros, escuchó a la sociedad. Abrir la descarga gratuita de algunas obras, impulsar “El crepúsculo de las simples cosas”, junto a Nelson Specchia en la que tantos autores latinoamericanos colaboran y que sólo desde nuestro portal tuvo 1.500 descargas, animarnos al Primer Concurso de Narrativas que recogió casi 600 envíos provenientes desde todas las jurisdicciones argentinas y más de 10 países, con un volumen digital que ha superado largamente las 200 descargas, o garantizar las presentaciones por vía virtual, manteniendo distribución y ventas, hablan de que el esfuerzo valió la pena.

HDC: Apostaron fuerte por el campo digital. ¿Era parte del plan?

PO: El rubro editorial fue muy afectado por la crisis económica. En 2014 se fabricaron 129 millones de ejemplares de libros en la Argentina; en 2019, apenas 35. A pesar de ello Córdoba logró crecer, del 6 al 7% . Nuestra Editorial pasó de menos de 10 novedades a 30 en 2018. Entrar en el mundo digital era una necesidad. El libro papel viene en caída. Como reflejo se duplicó la edición digital y creció lo que se llama “nativo digital”: libros que sólo se editan en ese formato.

HDC: Esos números hablan muy bien…

PO: Fueron 44 novedades en 2020: 12 títulos nuevos y una reedición en papel, 22 títulos nuevos en e-book (9 son “nativos digitales”) y 11 reediciones de libros del catálogo en e-book. Pese a la caída en las ventas y de las librerías cerradas durante varios meses, pudimos sostener muchas obras comprometidas. Para la difusión aprovechamos plataformas que nos permitieron presentar gran parte de los libros con mucha audiencia

HDC: ¿Cuál es el secreto?

PO: No hay misterio. El Rectorado ha sido una garantía para todas las iniciativas propuestas, en lo institucional y lo financiero. En eso somos conscientes de nuestra diferencia con las editoriales privadas y nos generó un doble compromiso. El equipo estuvo a la altura y muchos autores que son parte del alma editorial (algunos que escriben en este diario, como Specchia, Calle o Sandrone), como también otros que confiaron en nosotros a pesar de la dificultad.

HDC: Nombraste “El crepúsculo…” pero también hicieron “ULA. 25 años” y “La Universidad ante la crisis y la oportunidad”, obras que han tenido repercusión convocando a muchas figuras. ¿Esa fue otra clave?

PO: Cada una tiene una génesis distinta. La mayoría son de descarga gratuita y tienen muchísimo trabajo encima, tanto propio como de los autores invitados

HDC: ¿Cuáles son los pasos para un 2021 aún en pandemia?

PO: En el inicio del año planificamos numerosas presentaciones online; seguirá la convocatoria a nuevos títulos y se irán completando las ediciones en curso. Junto a Bernal iniciamos la cuenta regresiva hacia el final de nuestra gestión, mediados de 2022. Nos anima cumplir con la única meta que nos planteó Juri en 2016: hacer del sello el espacio abierto, productivo y profesional que la UNC y Córdoba se merecen.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar