Así vivió Wuhan la fiesta del fin del año que la marcó

Miles de personas abarrotaron las calles y discotecas como hacía mucho tiempo que no se veía

La ciudad de Wuhan, de 11 millones de habitantes, vivió una noche desenfrenada: “Tenemos derecho a disfrutar”, aseguraban los transeúntes frente a los periodistas.

Wuhan, la ciudad donde comenzó a propagarse la covid-19 y la que vivió el primer gran confinamiento para frenar la pandemia, celebró en masa la llegada del año nuevo, casi como si nada hubiese pasado.

Desde primera hora de la tarde, riadas de personas atestaron el metro de la ciudad, para llegar a la calle peatonal de Jianghan, escenario de una aglomeración que sorprendió a los propios residentes.

La mayoría eran jóvenes sin miedo a contagios -Wuhan sumó su último caso de covid por transmisión local a mediados de mayo.

Frente al reloj del edificio Hankou, miles de personas se juntaron para participar de la cuenta atrás que ponía fin al 2020.

Al llegar las doce, los asistentes soltaron al unísono miles de globos con distintas formas y colores -la mayoría, de corazones-, para darle la bienvenida al 2021 y dejar atrás el 2020.

Después de las “campanadas”, los wuhaneses se abrazaron y se hicieron tomaron fotos para compartirlas en las redes sociales.

Lejos quedó enero del año pasado, cuando Wuhan registraba decenas de casos diarios de una “misteriosa neumonía” que acabaría por causar 3.869 muertes en la ciudad, según las estadísticas oficiales.

Para evitar que la Covid siguiera haciendo estragos, las autoridades impusieron el 23 de enero un inédito y estricto confinamiento que duró 11 semanas en Wuhan. Según sus habitantes, era la única medida posible para evitar que la enfermedad continuara haciendo estragos, pero no olvidan la confusión de los primeros días, cuando apenas había información disponible sobre la enfermedad, suministro de alimentos o material sanitario.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar