Células madre como terapia para recuperar el nervio ciático

Se trata de un proyecto interdisciplinario e interinstitucional entre la Universidad Nacional de la Plata, la Universidad de Buenos Aires y el Conicet

Expertos del Conicet, la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y la Universidad de Buenos Aires (UBA) desarrollaron una estrategia terapéutica con nanomagnetismo y células madres que, probada en animales, arrojó excelentes resultados en la recuperación funcional del nervio ciático.


Según informes oficiales, las lesiones en los nervios periféricos representan una patología tan frecuente como de difícil recuperación, por lo que un equipo interdisciplinario de investigadores desarrolló una innovadora estrategia terapéutica.

Se trata de un proyecto interdisciplinario e interinstitucional liderado por los grupos de las doctoras Marcela B. Fernández van Raap y Patricia Setton-Avruj, quienes dirigieron la tesis doctoral de la doctora Paula Soto en esta temática.

Las científicas demostraron que la terapia con células madre multipotentes adultas aisladas de tejido adiposo, cargadas con nanopartículas magnéticas de óxidos de hierro y direccionadas con fuerzas magnéticas, permite alcanzar una marcada mejora en la recuperación nerviosa, observándose el restablecimiento de la mielina y la recuperación funcional del nervio ciático.

Las investigadoras explicaron que "las lesiones nerviosas periféricas traumáticas constituyen una gran preocupación para la salud pública, ya que provocan una disminución o incluso una pérdida de movilidad de la zona inervada. A ello se suma el dolor neuropático en los pacientes que sufren esta condición que los puede llevar a la incapacidad completa si no son tratados a tiempo".

Añadieron que la recuperación de los nervios tras una lesión suele ser particularmente lenta, especialmente cuando la lesión se produce lejos del órgano o tejido diana, y aseguraron que "los enfoques farmacológicos y quirúrgicos actuales sólo son parcialmente eficaces".

Las especialistas indicaron que a partir del nuevo enfoque, se deben conseguir un número suficiente de células en el lugar lesionado para producir efectos terapéuticos significativos.

"El desarrollo consistió en cargar células madre mesenquimales derivadas del tejido adiposo con nanopartículas de óxido de hierro superparamagnéticas recubiertas de ácido cítrico", señalaron.

Luego se trasplantaron sistémicamente las células en ratas a las que se colocó un imán en su pata para direccionar, desde afuera, las células hacia la lesión.

Ese imán atrae a las células magnéticas y facilita su arribo y retención en el nervio ciático lesionado.

En el comunicado se detalló que "los experimentos demostraron que la llegada de las células madre direccionadas magnéticamente al nervio lesionado se incrementó significativamente y sus efectos beneficiosos superaron las propiedades regenerativas de la terapia celular por sí sola".

En relación al procedimiento, se explicó que "primero se extrae tejido adiposo de una rata y de allí se obtienen las células madre, que son la que tienen la propiedad de autorenovarse y diferenciarse a otros tipos celulares".

Luego, se incuban estas células con nanopartículas magnéticas, y es allí que ocurre un proceso denominado endocitosis, donde las nano partículas son incorporadas en endosomas presentes en el citoplasma de las células y de este modo las células se vuelven magnéticas.

Al adquirir magnetismo, la célula es atraída por un imán ubicado de forma externa que permite direccionarla desde el exterior. Por ejemplo, en una rata que tiene una lesión en el nervio ciático derecho, se le trasplantan células madre magnéticas y se le coloca un imán sobre la patita derecho, en la zona donde se registra el daño.

Las especialistas aclararon que "en general, si sólo se inyectan las células pero no se hace el direccionamiento magnético, estas células igual se dirigirán en forma espontánea al sitio lesionado, pero llegarán pocas y no permanecerán el tiempo suficiente".

En cambio, el direccionamiento magnético aumenta el número de células que llega y mejora su retención, lo que permite acelerar la regeneración de la mielina y la recuperación de la función del nervio lesionado.

"Nuestros resultados demuestran que la administración de células madre mesenquimales derivadas del tejido adiposo, asistida por magnetismo, mediante un método no invasivo y no traumático, es una estrategia muy prometedora para promover el reclutamiento celular y la regeneración del nervio ciático después de una lesión traumática", subrayaron.

"Además, nuestros resultados validan la orientación magnética in vivo superando los informes anteriores en modelos menos complejos mediante la orientación magnética de las células in vitro y ex vivo", resumieron las investigadoras.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar