Adiós a la voz de la fiesta

En el día de ayer falleció la reconocida cantante italiana Raffaella Carrá

En el día de ayer, falleció a sus 78 años la reconocida cantante italiana Raffaella Carrá tras luchar contra una enfermedad. La triste noticia fue confirmada a la Agencia de noticias Ansa por el ex socio de la compositora, Sergio Iapino: “Raffaella nos ha dejado. Se fue a un mundo mejor, donde su humanidad, su inconfundible risa y su extraordinario talento brillarán para siempre. Hasta el último momento mantuvo una voluntad de hierro para que nada de su profundo sufrimiento se filtre más allá de su intimidad. Fue un gesto más de amor hacia su público y hacia quienes compartían su afecto, para que su calvario personal no perturbara su brillante recuerdo”, afirmó el compañero de la actriz.

Raffaella Roberta Pelloni Maria, el verdadero nombre de a presentadora, nació en Bolonia el 18 de junio de 1943. Su carrera artística comenzó a sus 9 años y a sus 18 años llegó al programa televisivo “Tempo di danza” junto a Lelio Luttazzi. Tiempo después, fue la protagonista de la comedia musical “Scaramouche”.
Sin embargo, fue en 1970 que Carrá logró su primer gran éxito en el programa de competencia musical “Canzonissima” con su gran show de presentación en el que cantó “Ma che musica maestro”.

Uno de los aspectos por los que la artista se convirtió en una trasgresora de la época, fue por su actitud de desafiar los estereotipos. En su tema “Lucas”, la intérprete hablaba de la homosexualidad de manera graciosa, dejando un mensaje de libertad. Además, fue protagonista de un escándalo tras salir a bailar la canción “Tuca Tuca” mostrando el ombligo mientras su bailarín lo tocaba con picardía. Este accionar provocó revuelo en todos los medios de comunicación y el Vaticano la censuró. Sin embargo, ante cada crítica que recibía por sus performances, la música decía: “No hacían daño a nadie. Quitaban del medio muchos prejuicios de gente que no entendía que una vida es una vida cuando tienes libertad”.

Reconocida en el mundo por sus canciones que se apoderaron de los festejos tales como “Hay que venir al sur”, “03 03 456” y “Fiesta”, la actriz se apoderó de los corazones argentinos en la segunda mitad de los ’70. Bastaron su carisma y su gran talento para convertirse en una de las artistas más queridas. “Durante esos años, luego de ser suceso en Europa y con la intención de ingresar al mercado asiático, Carrá desembarcó en el país por primera vez en 1978 y sembró la semilla de una relación que la llevó a cantar en todos los estadios mundialistas del país. Como anécdota, en una entrevista, contó que antes de sus shows en Rosario, pasó frente al Gigante de Arroyito y al verlo repleto de autos en sus alrededores, se quejó con el productor de la gira: ’¿Cómo vas a agendar mi show el mismo día que hay un partido de fútbol?’. Sin embargo, lo que la vocalista no sabía en ese momento era que toda esa muchedumbre estaba para verla a ella”, detalla la Agencia de Noticias Télam.

En 1980 fue la protagonista de la película nacional “Bárbara”, dirigida por Gino Landi, que muestra a un multimillonario que se enamora de una cantante italiana que visita la Argentina. Cuatro año más tarde, en Italia, lanzó su programa “Pronto, Raffaella”, que constaba de charlas con el público, shows en vivo y sketches. Esta propuesta fue fuente de inspiración para la diva Susana Giménez que luego lanzó “Hola Susana” con un esquema muy similar al de la cantautora.

Además, llegando a los ‘90, la compositora condujo “Caramba” de la televisión italiana, donde se veían reencuentros con italianos que se habían ido a vivir a Argentina. Entre otras de sus célebres apariciones, Carrá fue la conductora del Festival de San Remo en 2001.

Uno de los grandes momentos que se recuerda a la italiana en nuestro país, fue cuando se presentó en el programa de Diego Armando Maradona “La Noche del Diez”, donde bailó con el futbolista.

La rubia con corte carré fue un artista completa: cantaba, bailaba y actuaba con la misma energía que le contagiaba a su público cada vez que la escuchaban. Sus shows estaban pensados para que sean inolvidables: canciones pegadizas, cambios de vestuario y una gran coreografía. Fue esta pasión la que la convirtió en un ícono de la cultura popular.

Raffaella Carrá será recordada por ser la estrella de pop que marcó a varias generaciones que crecieron con su música, su espontaneidad, su picardía, su alegría y los mensajes de amor y libertad que dejaba plasmado. Sus composiciones quedarán eternamente en el inconsciente colectivo, que seguirán atravesando las fronteras del tiempo ya que se convirtieron en un clásico de las fiestas de casamiento, cumpleaños de 15 y eventos festivos donde suenan y todos bailan al compás.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar