Mascotas y niños, una relación que fomenta el desarrollo educativo y social

Los beneficios que aportan los perros y los gatos a los niños son bastantes, en general la compañía de una animal mejora la calidad de vida de todo ser humano.

Entre los más destacados están el aumento de la longevidad, preservación del equilibrio físico y mental, recreación, reducción de estrés y disminución del índice de depresión.

En los niños juega un papel importante porque contribuye al desarrollo educativo y social, además de que los hace asumir responsabilidades y aprender valores como el respeto a los demás; también está demostrado que aumenta su autoestima y mejora la integración en la familia.

Según un estudio sobre el vínculo entre los animales y las personas, los primeros conceptos que asocian los niños con tener una mascota son: cuidado, alimentación y juego. Estas son actitudes de responsabilidad que los perros y gatos transmiten a los pequeños, y a medida que van creciendo pueden ayudar en las diferentes tareas de su manutención.

Las personas que durante su niñez han tenido contacto con animales, aprenden valores como la compasión y la empatía, ambos muy importantes para mantener una relación positiva con otros individuos.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar