El trabajo remoto llegó para quedarse

Un informe de Workana profundiza sobre la modalidad que tuvieron que adoptar las empresas a partir de la pandemia del Covid-19

Workana, la plataforma de mercado freelance y remoto más grande de Latinoamérica, formuló una pregunta crucial en su último reporte anual: “¿Qué pasaba con el trabajo remoto en las empresas previo a la pandemia?” Según elaboraron, hasta el inicio del 2020, numerosos líderes de empresas no creían que el trabajo remoto pudiera funcionar y que sus empleados podían ser productivos trabajando desde sus casas.

Workana reflexiona sobre las formas de trabajo antes de la pandemia y menciona dos opciones claras: el trabajo en la oficina era la regla y el home office era solamente un beneficio ofrecido por algunos empleadores,una o dos veces a la semana como máximo. Según su relevamiento, el 59,1% de las empresas afirmó que ya fomentaba el home office antes de la pandemia. Mientras que por el lado de los profesionales en relación de dependencia, solamente 36,3% manifestó haber tenido habilitada dicha práctica en la empresa en la que trabaja.

Por otro lado, el reporte profundiza sobre quienes consideran fueron los pioneros del trabajo desde casa. “Los freelancers son pioneros en el modelo de trabajo remoto que está predominando en este momento. Desde el inicio de sus carreras en forma independiente, tuvieron que adaptarse a la incertidumbre de un mundo cambiante y han venido desarrollando las habilidades que requiere esta modalidad de trabajo a la distancia. En una conferencia, Guillermo Bracciaforte, cofundador y COO de Workana retrató la libertad de la vida de los freelancers:”El trabajo dejó de ser un lugar a donde vamos. El trabajo debe tener un alto grado de libertad. Porque si no tenemos libertad y autonomía, ¿cómo vamos a ser lo mejor de nosotros mismos?”

Workana va hacia el pasado para analizar las formas establecidas de trabajo, y regresa al desafío que planteó el comienzo de la pandemia cuando dice “la mayoría de las empresas congelaron las contrataciones (incluso de freelancers) para enfocarse en la adaptación al trabajo remoto y en el cuidado de sus empleado”.

El informe profundiza sobre el paso obligado al trabajo desde casa: “La pandemia del Covid-19 tomó a todos por sorpresa, y presentó el desafío de pasar a un trabajo 100% remoto” Así mismo, destaca la rapidez de las empresas a la hora de adaptarse. Según señalaron, la mayoría (52,6% ya estaba preparada para operar de manera remota porque contaban con herramientas y sistemas que podían ser usados a la distancia, o lograron adaptarse en tan solo pocos días (22,8% se adaptaron en menos de 10 días) enfocando gran parte de sus esfuerzos en la readecuación de los equipos, reconfiguración en la forma de trabajar, en los cambios de gestión y liderazgo.

Por último, el reporte aborda un punto crucial como lo es la productividad. “La implementación del trabajo remoto era un tema que se venía demorando dentro de las empresas y empezaba a aparecer en algunos exponentes que se atrevían a innovar. Uno de los aspectos que dificultaba el avance hacia esta modalidad, estaba vinculado a la productividad, creyendo erróneamente que la distancia, el hecho de trabajar desde los hogares, implicaría un retroceso en este sentido”. Resaltan que el coronavirus aceleró este proceso y que los resultados nos van mostrando otra perspectiva con relación a ello.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar