Grahovac defendió la instalación de burbujas en las escuelas

Walter Grahovac defendió ayer el sistema de “burbujas” sanitarias en las escuelas al sostener que permitirá que en caso de que se detecte un caso de coronavirus, el grupo afectado deje de tener clases, sin que implique el cese de actividades para toda la institución.

El ministro de Educación de la provincia también dijo que esta medida permitirá garantizar el distanciamiento en las aulas, ya que cada curso deberá estar compuesto por “15 o 16 alumnos o menos”. Sobre este último punto, también aclaró que “se analizará la realidad de cada institución educativa, entonces algunos establecimientos pueden tener 100% de presencialidad y otros tendrán la bimodalidad”.

Con respecto a los protocolos de bioseguridad, Grahovac destacó que se impulsará el uso de “alcohol sanitizante o alcohol en gel, las aulas aireadas y también los baños y la limpieza a fondo del establecimiento”. Además, remarcó que será obligatorio llevar barbijos y que la permanencia en los establecimientos no será mayor a las cuatro horas. En tanto, desde la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (Uepc) se mostraron a favor de la medida, aunque dejaron en claro que todo tendrá que ver con la realidad epidemiológica.

Al respecto, desde el Ministerio de Salud se remarcó que los docentes formarán parte del grupo prioritario para recibir las vacunas, aunque se explicó que todo depende de la llegada de las dosis de parte de la Nación. Si todo funciona dentro de los carrilles normales, los docentes y alumnos de los últimos años deberán volver el 19 de febrero, mientras que el resto se reintegrará a partir del 1 de marzo.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar