Advierten sobre los daños irreversibles que provocan los anteojos sin filtro UV

Profesionales oftalmólogos recomiendan usar siempre lentes con filtro UV, adquiridos en ópticas de confianza, para evitar daños muy graves en la retina y la mácula

Quienes más saben sobre los ojos, es decir médicos oftalmólogos, recomiendan el uso de lentes con protección de rayos ultravioletas para todo momento del día y que sean "adquiridas en ópticas de confianza", debido a que las de venta libre, aunque atenúan la luz solar, pueden no tener filtros y "dejan pasar rayos UV con mayor facilidad y pueden provocar daños irreversibles en la retina y la mácula".

Al respecto, el oftalmólogo Joaquín Serra, jefe de residentes de la División de Oftalmología del Hospital Clínicas, aseguró que "la exposición directa al sol puede generar daños en las distintas estructuras del globo ocular, que incluyen la córnea, el cristalino y la retina, con la consecuente disminución de la agudeza visual que puede ser definitiva".

El especialista remarcó que la recomendación principal a la hora de elegir anteojos "es recurrir a una óptica de confianza y evitar adquirir anteojos de venta libre". La razón principal de esto es que, según explicó, las lentes que se consiguen en la vía pública, a menor valor que en un comercio, "si bien atenúan el paso de la luz solar, no protegen frente a los rayos ultravioletas".

El jefe de residentes de Oftalmología del Clínicas recordó que el riesgo de exponerse al sol viene dado por los rayos ultravioletas, "que son los no visibles por el ojo humano y los que más daño provocan en las distintas estructuras del globo ocular". Siguiendo con su explicación, agregó que: "Al ingresar menos luz, la pupila se dilata pero los rayos ultravioletas entran al ojo con mayor facilidad y pueden provocar daños irreversibles sobre la retina y la mácula, que es la encargada de proporcionar la visión central".

A la hora de obtener anteojos, Serra recomendó "que posean filtros para uso ultravioleta" y explicó que algunas ópticas "cuentan con dispositivos llamados electrofotómetros que permiten saber si un anteojo tiene esa protección o no". Asimismo, el médico resaltó que a los anteojos recetados por oftalmólogos, tanto para la corrección de miopía, hipermetropía y astigmatismo, "se les puede adicionar el filtro para protección frente a rayos ultravioletas".

Por su parte, el especialista Ramón Galmarini, expresidente de la Sociedad Argentina de Oftalmología (SAO) y actual jefe de Oftalmología del Policlínico Bancario, coincidió con lo formulado por Serra al señalar que "sin protección contra los rayos UV y si es alta la exposición al sol, hay más posibilidades de tener cataratas, lesión en córnea y en la mácula". Además, agregó que también se recomienda y resulta muy importante "el uso de anteojos con protección antirreflex para la lectura en dispositivos tecnológicos en el interior de los hogares".

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar