Las brigadas preventivas de incendios, a punto de arrancar

Tras un desacuerdo inicial con bomberos voluntarios, es inminente su lanzamiento

La Provincia pondrá en marcha en los próximos días a las brigadas rentadas de prevención de incendios y otras emergencias, denominadas Etac (Equipos Técnicos de Acción ante Catástrofes). Estas brigadas, compuestas por un grupo de 350 agentes que trabajarán como empleados provinciales, generaron una polémica meses atrás con la Federación de Bomberos Voluntarios.

Desde la organización planteaban que los Etac comprometían el futuro del sistema bomberil en Córdoba, ya que distraía recursos hacia nuevos destinos sin justificación, confundía los roles ante emergencias, y había sido inconsulto en su elaboración. Sin embargo, esta diferencia parece haber quedado zanjada.

En un informe del periodista Fernando Colautti, Claudio Vignetta, secretario de Gestión del Riesgo y Catástrofes de la Provincia, indicó que la tarea central de los Etac será la de prevención de siniestros, sobre todo de incendios. “Todo el año, cuando no hay focos, que estén dedicados a tareas preventivas, de control y concientización en coordinación con bomberos, municipios, policías, instituciones y escuelas de cada lugar”. “Los bomberos de cada jurisdicción, como hasta ahora, serán los primeros en actuar, por cualquier emergencia. Cuando la situación se complejiza, pueden recurrir a los demás cuarteles y al sistema provincial en conjunto, incluidas las Etac”, agregó Vignetta.

Con respecto a los lugares desde donde operará la Etac, se sabe que su centro de operaciones funcionará en Santa María de Punilla, en una ex colonia de vacaciones del Ministerio de Desarrollo Social. En tanto, en Alta Gracia habrá un cuartel regional que atenderá las necesidades de Calamuchita y Paravachasca, con una subsede en Río de los Sauces para el área de Sierras del Sur. Asimismo, en Traslasierra la sede se localizará en Mina Clavero y, al norte provincial, en Deán Funes.

“En cada sede trabajarán 70 agentes, en tres turnos, para cubrir las 24 horas. Siempre habrá al menos 23 personas en cada una”, explicó Vignetta y agregó: “Las sedes serán para que descansen y coman, pero el foco del trabajo estará en el territorio”.

Con respecto al conflicto que se dio hace dos meses con Bomberos Voluntarios, Vignetta afirmó: “Creo que está superado. Tuvimos reuniones y avanzamos. Ayudó que hubo alta aceptación entre los propios bomberos al inscribirse. Se aclaró que era para prevención y no para ocupar roles que siguen siendo de bomberos. Y se ratificó que el Plan de Fuego sigue igual y que la distribución acordada de recursos provinciales a los cuarteles también”.

Con él coincidió Gustavo Nicola, jefe operativo de la Federación y jefe del cuartel de Villa María al afirmar: “Tuvimos una reunión con Claudio Vignetta, como Federación, y bajó el tono de la discusión, aunque varias dudas nos quedan a los cuarteles”. No obstante, Nicola sostuvo que esperan “otras reuniones para que quede más claro cómo se trabajara”. Según el bombero la polémica se debió al “anunció la idea sin consenso ni participación”.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar