Cascada Los Hornillos: turismo de cercanía y naturaleza

Muy cerquita de Córdoba capital, se encuentra un lugar que permite desconectar de la rutina de la ciudad y disfrutar de un paisaje natural hermoso. Se trata de la cascada Los Hornillos.

En un contexto de pandemia como el que estamos atravesando, muchas personas prefieren ir y volver a distintos lugares turísticos en el día, evitando de esta manera hospedajes y riesgos de contagio. Además, la situación epidemiológica es un tanto complicada y mucha gente no quiere arriesgarse a viajar y que se vuelva a un aislamiento estricto. A eso, se le suma que el turismo de naturaleza, al aire libre, se volvió la opción preferida de muchos, principalmente por ser la más segura.

Es por esto que la cascada Los Hornillos es un destino excelente si lo que querés es ir y volver en el día, además de cuidarte. Eso sí, para llegar a ella hay que caminar unos kilómetros, por lo que considero que se trata de trekking. Ubicada a unos pocos kilómetros del Dique La Quebrada de Río Ceballos, sobre el río Los Hornillos (a veces conocido como río Los Pozos Verdes) se encuentra esta caída natural de agua con una enorme pileta puramente natural, la primera de varias que es posible divisar a lo larga del trayecto que sigue el río. Esta cascada se encuentra dentro de la Reserva Hídrica Natural Parque La Quebrada y se puede ingresar en auto, por calle de tierra, hasta el balneario privado Pozos Verdes. De allí, comienza el trayecto a pie y, según los carteles indicativos, tiene una distancia de 3 kilómetros.

Todo el camino se hace bordeando al río Los Hornillos, siendo éste uno de los que nutre al dique. Si bien no es un trayecto tan complicado, tiene un cierto grado de dificultad, principalmente cuando requiere pasar de una orilla del río a otra, saltando piedras un poco flojas y resbaladizas. También recomiendo fervientemente ir con zapatillas y pantalón largo, ya que es posible encontrarse con víboras. 

Luego de un bello recorrido que puede ser un poco cansador, se llega al destino estrella: la cascada. Se trata de un salto de agua de 10 metros de altura que desemboca en una gran olla. El agua, suele ser fría. Pero no te preocupes, si el día es caluroso, vas a necesitar meterte para refrescarte después de la caminata. Es un lugar popular, así que si vas en día de fin de semana es probable que haya gente. Igualmente el lugar es muy grande y vas a poder mantener la distancia social recomendada. 

Pero la aventura no termina acá. Si tenés ganas de seguir desafiándote, existe otro trayecto cortito que sube arriba de la cascada, lo que permite tener una vista preciosa del río y ese salto de agua. También hay otras cascaditas más pequeñas pero igualmente bellas. El recorrido dura unos 20 minutos y es más empinado, porque lo que hay que trepar y acercarse, en algunos momentos, al vacío. Pero sin duda, vale el esfuerzo.

La cascada Los Hornillos es un regalo de la naturaleza que siempre es lindo conocer. Cerca, barato y seguro, todo lo que tiene que tener una escapada en pandemia. 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar