Entre fantasmas, mitos políticos e historia, ese es el Hotel Viena

Fue un gran hotel de lujo que permaneció abierto unos pocos años y luego cayó en desgracia. Desde ese momento, son miles las leyendas que se tejieron alrededor del mismo

En una nueva edición donde se conjugan historias de terror con sitios turísticos, te contamos de un lugar que aterra a más de uno con solo mirarlo: el Hotel Viena de Miramar, ubicado en las orillas de la laguna Mar Chiquita.

Ver también: Visitas nocturnas al Hotel Edén, una experiencia paranormal

Al igual que otros grandes emprendimientos turísticos de Argentina, este hotel tuvo sus momentos de esplendor que luego no continuaron en el tiempo. Esto, junto a catástrofes naturales como una inundación que devastó el pueblo, lo convirtió en ruinas que poco a poco vuelven a ser explotadas.

Creado en la década de 1940, tiempo en que Miramar era un punto turístico de enorme importancia, este alojamiento fue un gran atractivo para la clase alta pero también para quienes tenían ingresos medios y bajos ya que el hotel estaba organizado en tres sectores diferenciados según el poder adquisitivo de los huéspedes. Las inundaciones, que tuvieron lugar entre los años 1977 y 1981, luego de temporadas de abundantes lluvias generaron que el pueblo original, uno de los balnearios más concurridos e importantes del centro del país, quedara en parte bajo el agua.

Así es que casas, calles y hasta la pileta municipal fueron sumergidos. Se dice que hay más de 100 hoteles bajo el oleaje suave. El 90% del pueblo original quedó hundido en pocos días. Por supuesto, el Hotel Viena no fue la excepción y también sufrió la inclemencia del agua salada proveniente de uno de los lagos salados más grande de América del Sur.

Son muchos los mitos que rondan a este lugar, pero el que más resuena tiene que ver con su financiamiento: según sostienen algunos historiadores, el Viena fue construido con el oro de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial y fue justamente este hotel el que los acogió cuando huyeron de Alemania luego de haber sido derrotados. Sin embargo, hay papeles que muestran que fue construido por un alemán que vivía en Buenos Aires y que trabajaba en una empresa.

La otra historia que gira alrededor del lujoso hotel es actual y se refiere a la gran actividad paranormal que hay en sus ruinas. Son tantos los testimonios que existen sobre el Hotel que incluso se dice que es uno de los lugares más embrujados de América. Por esta razón, el famoso programa estadounidense Ghost Hunters le dedicó un programa entero, el que vinieron a filmar en el Viene y que fue presentado por la cadena SciFi en enero de 2010.

En relación con la leyenda de los nazis, en aquella ocasión los productores norteamericanos comunicaron que "los cazafantasmas se aventuraron a Miramar e hicieron base en el Gran Hotel Viena, que fue alguna vez la residencia de criminales de guerra nazis". Es que las ruinas son como un gran supermercado del terror, donde hay garantías de encontrar de todo: fantasmas, hechos inexplicables, rumores de todo tipo, muertes súbitas, criminales de guerra y hasta el rumor de la presencia de Hitler, el espíritu del mal por excelencia.

Luego de su estancia en el Viena, los ghosthunters de la televisión afirman que escucharon golpes varios y que lograron filmar un fantasma espiando desde la ventana de su habitación: la 106. Una de las guías del hotel reconvertido en museo de sitio, cuenta que "ese fantasma podría ser el de un antiguo sereno, Martin Krueger, que murió envenenado en 1952". Este hombre estuvo a cargo del cuidado del predio cuando sus dueños lo abandonaron, a los pocos años de haberlo inaugurado.

No se sabe qué es cierto y que no, solo es cuestión de que cada cual se anime a vivir la experiencia del Viena y descubrir por sus propios medios cual es la verdad del asunto. 

 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar