Denunciaron a un ginecólogo por realizar embarazos secretos con su propio esperma

La damnificada encontró a otros cinco medios hermanos víctimas del hombre

El ginecólogo Morris Wortman fue acusado de usar su propio esperma para inseminar a sus pacientes, después de que una mujer que se sometiera a una prueba de ADN y descubriera que tenía seis hermanos, incluido uno de los hijos del médico.

Hellquist demandó a Wortman por fraude y negligencia. Sus padres se acercaron al médico después de luchar para concebir. Sin embargo, el médico le dijo al matrimonio que el esperma del donante era de un estudiante anónimo de la Universidad de Rochester con cierto origen étnico.

Hellquist hizo una prueba de ADN en 2016 para averiguar más sobre su padre biológico, pues sus padres le dijeron que era un bebé donante desde los ocho años. Dicha prueba reveló que Morgan era de ascendencia judía asquenazí en un 50%, a pesar de que el médico les había dicho que el donante era de origen del norte de Europa.

Un año después de la prueba, descubrió que tenía dos medios hermanos que eran de la misma ascendencia judía asquenazí que nacieron en 1984 y 1985. Así, fueron sumándose más durante los años posteriores, hasta localizar a cinco en total.

La mujer llegó a sospechar en abril de 2021 que su ahora médico podría ser su padre biológico, después de una discusión personal con él, en la que confesó “por error” su paternidad, aunque después se retractó.

Pero Morgan no quedó tranquila y contactó con la hija biológica de Wortman, quien accedió a hacerse una prueba de ADN, la cual reveló con un 99.99% de certeza que eran hermanos y que Wortman es su padre.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar