Israel inició una invasión por tierra y aire en Gaza contra Hamas

La guerra con Hamas y la Yihad Islámica sigue escalando pese a los llamados a un alto el fuego

La guerra entre Israel y el grupo palestino Hamas se profundizó ayer con nuevos ataques en la región de la Franja de Gaza, con cohetes y bombardeos cruzados desde ambos bandos en una fuerte escalada que anoche entró en una espiral destructiva sin precedentes, con el inicio de una ofensiva a gran escala por tierra y aire por parte del gobierno israelí.

“Detén el fuego de inmediato. Estamos escalando hacia una guerra a gran escala”, había advertido ayer Tor Wennesland, el Coordinador Especial de la ONU para el Proceso de Paz de Oriente Medio, quien destacó que “el costo de la guerra en Gaza es devastador y lo está pagando la gente común”. La advertencia vino luego de que un general del Ejército israelí anunciara que se cancelaron todas las licencias de fin de semana para las tropas de combate, a fin de prepararse para una operación terrestre en la Franja de Gaza contra Hamas y los otros grupos armados palestinos, que se comenzó a concretar en las últimas horas.

El vocero militar Hidai Zilber-man informó que tres brigadas, formadas cada una por entre cuatro y cinco batallones de unos 1.000 soldados cada uno, fueron enviadas a la frontera con Gaza. Además, el Ejército llamó a 7.000 reservistas, de los cuales cerca de la mitad son tropas de la defensa aérea, artillería y unidades médicas.

Anoche, al cierre de esta edición, medios europeos informaron que las tropas israelíes habían penetrado en la madrugada en el territorio palestino por primera vez en siete años, lo que supone el inicio de la ofensiva israelí por aire y tierra, con artillería y carros de combate además de los bombardeos masivos que la aviación lleva a cabo desde el lunes. La nueva avanzada surge tras una jornada en la que ambas partes intensificaron el fuego cruzado: los voceros militares israelíes dijeron que la aviación bombardeó Gaza unas 1.000 veces desde el lunes y que los movimientos armados Hamas y Yihad Islámica lanzaron más de 1.600 cohetes hacia Israel en ese mismo período.

El movimiento islámico Hamas anunció a su vez que comenzó a utilizar un nuevo cohete que le permite impactar en cualquier punto de Israel, por lo que alcanzar ciudades como Tel Aviv o Jerusalén “es más fácil para nosotros que tomar un sorbo de agua”, según advirtió un portavoz. Israel tuvo de hecho que desviar los vuelos del aeropuerto de Tel Aviv, luego de que varios cohetes cayeran en sus alrededores. El Ministerio de Salud de Gaza elevó a 103 la cifra de palestinos muertos, entre ellos 28 niños, y a más de 500 la de heridos en los ataques aéreos israelíes en la franja costera. Siete israelíes murieron hasta ahora por los cohetes, entre ellos un niño de seis años y un soldado.

Crece la ola de violencia intercomunitaria

TEL AVIV.- El Gobierno israelí anunció ayer un despliegue “masivo” de fuerzas de seguridad en ciudades de mayoría o gran población palestino-israelí en medio de los peores enfrentamientos entre sus ciudadanos judíos y musulmanes en más de dos décadas, que suman un segundo frente de conflicto a los ataques cruzados entre Israel y Hamas en la Franja de Gaza.

Al visitar la ciudad de Lod, en la periferia de Tel Aviv y una de las más afectadas por esta ola, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, advirtió que podría adoptar severas medidas para contener la violencia, incluyendo una muy polémica “detención administrativa”, que se aplica mayormente a los palestinos.

Desde hace cuatro días, palestinos de nacionalidad israelí e israelíes judíos recorren las calles de esas ciudades “mixtas” desbocados, atacándose entre sí e incendiado propiedades y autos, en un espasmo de violencia que constituye una seria amenaza para la paz interna de Israel, ya que el 20% de sus ciudadanos son palestinos.

Netanyahu rechazó la oferta de una tregua

El gabinete de seguridad israelí aprobó el miércoles por la noche un plan para intensificar los ataques militares contra Hamas y los objetivos de la Yihad Islámica en la Franja de Gaza (ver principal), luego de que el primer ministro Benjamin Netanyahu informara a sus miembros que rechazó oficialmente una propuesta de Hamás para un alto el fuego acercada a través de Moscú.

Israel se opuso firmemente a la oferta de tregua hecha horas antes a través del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, que citó a un alto funcionario de la agrupación extremista islámica diciendo que Hamas estaba listo para detener los ataques sobre una “base mutua”.

“La campaña aún está lejos de terminar”, dijo un miembro del Gabinete: “Todo lo que no hagamos ahora, lo tendremos que hacer en seis meses o un año a partir de ahora”, agregó. “Israel no se detendrá y no tiene ningún interés en hacerlo. Todo avanza en la dirección correcta. Actuaremos hasta que admitan que abrir fuego fue un error”, añadió.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar